martes, 19 de abril de 2016

Científicos crean músculo artificial que puede sanarse a sí mismo

Además el polímero se estira a dimensiones irreales. Pronto será imposible distinguir un robot de un humano.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford ha logrado crear un nuevo polímero de piel sintética, capaz de estirarse y autorecuperarse ante incidentes que alteren su estructura, justo como lo hace un músculo natural biológico, lo que supone un importante avance para el futuro de la robótica, el imperio ciborg, el reino replicante y la eventual conquista de las maquinas sobre la humanidad.
Imitar las cualidades de los músculos naturales es uno de los mayores retos presentes de la robótica y la háptica, los compuestos actuales son capaces de emular el comportamiento de estos sistemas mediante la aplicación de cargas eléctricas, pero son extremadamente sensibles y una vez alterada su estructura por una ruptura es muy complicado restituirlos. Hasta ahora.

De acuerdo con un reporte de PhysOrg, el proyecto, liderado por el profesor Zhenan Bao,comenzó con el desarrollo de un elastómero sintético, cuya elasticidad parecía estar dentro del promedio, hasta que decidieron probar el punto de ruptura definitivo del material, para descubrir que una muestra de apenas 2,54 centímetros fue capaz de extenderse hasta los dos metros y medio.

Pero eso no es todo, los investigadores de Stanford también descubrieron que gracias a su proceso de enlace de moléculas, generado durante la formación del polímero y denominado como crosslinking, el material también habría sido dotado con una capacidad extraordinaria para autorecuperarse tras un episodio de alteración, logrando retomar su estructura original sin problemas, incluso a temperaturas tan extremas como los -20°C.

Este polímero está destinado a sustituir a los actuales compuestos utilizados para emular piel y músculos en aplicaciones robóticas y prostéticas.

El mundo entero celebra la vacuna oficial contra la diábetes!!!

"La vacuna contra la diabetes que promete ser una solución para el avance del mal e incluso revertir sus efectos, fue presentada hoy de manera oficial por organismos especializados que aseguraron que este tratamiento alternativo puede ser usado tanto por niños como adultos, sin efecto colateral alguno.

El mundo entero celebra la vacuna oficial contra la diábetes!!

En conferencia de prensa, Salvador Chacón Ramírez, presidente de la Fundación Vive tu Diabetes, y Lucila Zárate Ortega, presidenta de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes, expusieron que la inmunización no cura, pero hay avances sensibles en todos los casos.

Chacón Ramírez explicó que cada paciente precisa de atención particular. ‘Importa mucho el tiempo que lleve con el desarrollo de la enfermedad y cuántos años lleva con las complicaciones propias de la diabetes. Todos tienen, sin embargo, una gran mejoría’.

Mencionó que el médico Jorge González Ramírez es el creador de esta autohemoterapia. ‘Por primera vez logra estandarizar una solución salina para cualquier tipo de diabetes, llámese 1, 2, gestacional o congenital’.

‘Está hecha para que cualquier tipo de sangre pueda entrar a la solución, toda vez que el ingrediente activo de la vacuna es el mismo problema que presenta cada individuo’, indicó.

Para explicar el procedimiento, indicó que al paciente se le sacan alrededor de cinco centímetros de sangre; se introducen en 55 mililitros de solución sanguínea. Esta se lleva a refrigeración a cinco grados centígrados.

Cuando se da el cambio de temperatura de 37 grados –como sale del cuerpo a la nueva temperatura, se produce un choque término y lo que era un problema se convierte en una solución dentro del frasco, de tal modo que se corrige la falla genética y metabólica o inmunometabólica en la vacuna.

Cuando los médicos la van inyectando poco a poco el paciente va corrigiendo sus problemas. La vacuna dura 60 días y el tratamiento es de alrededor de un año.
‘Esta vacuna es mucho más que un medicamento; es una práctica médica. Nosotros la vemos como una alternativa, una posible solución para detener las complicaciones crónico degenerativas: embolia, pérdida del oído; amputación, insuficiencia renal y ceguera, entre muchos otros’, dijo.

Zárate Ortega dejó claro que es indispensable que los pacientes acudan a los médicos de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes, porque de lo contrario pueden tener consecuencias.‘Los pacientes tienen que ayudar. Es un tratamiento, no un milagro. Les toca colaborar con ejercicios, medicamentos en un principio la autohemoterapia y una dieta’, señaló. 
Chacón Ramírez señaló que los costos de esta práctica médica son bajos y anunció un ciclo de conferencias dirigido a médicos interesados en afiliarse al organismo.

ACTUALIZACIÓN

El Servicio de Cirugía explicado que la intervención quirúrgica es similar a la de la cirugía de la obesidad en la que se realiza un baipás gástrico

El Hospital Clínico de Valencia ha implantado, de forma pionera, un programa de cirugía metabólica o de la diabetes con el que se pretende corregir la diabetes tipo 2 resistente a tratamientos con una intervención quirúrgica por medio de laparoscopia, similar a la que se hace para combatir la obesidad.

Según han informado a EFE fuentes del centro sanitario, aunque en otros hospitales españoles se realiza esta misma intervención quirúrgica, el Hospital Clínico es el primero en el que se ha puesto en marcha un programa específico para esta actuación.

El jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico, Joaquín Ortega, ha explicado que la intervención quirúrgica es similar a la de la cirugía de la obesidad en la que se realiza un baipás gástrico, aunque en este caso los pacientes no son obesos mórbidos, sino con obesidad grado 1.
Aunque el objetivo principal es corregir la diabetes, al mismo tiempo se consigue rebajar peso, tratar el colesterol, la hipertensión e incluso la apnea obstructiva del sueño.

Los pacientes a los que se les realiza esta intervención son pacientes con diabetes tipo 2 refractaria, que presentan obesidad grado 1, tienen una edad entre 18 y 50 años, diabetes de menos de cinco años de evolución, mal control médico de la diabetes y ausencia de complicaciones graves de la diabetes.

Hasta el momento se han realizado intervenciones en pacientes de obesidad grados 2 y 3 y los resultados “han demostrado una cifras impactantes en la reducción de la diabetes, que se ha resuelto completamente en más del 80 por ciento de los casos”.

Ortega ha destacado que se esperan buenos resultados a corto plazo con este programa, implantado en el Servicio de Cirugía en colaboración con Endocrinología.

La intervención consiste en realizar un baipás gástrico en el intestino para que de este modo la comida no pase por el estómago y duodeno, y llegue, antes de estar completamente digerida, al íleon.
“Esto pone en marcha una serie de mecanismos hormonales, algunos de los cuales son todavía parcialmente desconocidos, que disminuyen la resistencia periférica a la insulina, y hacen bajar el azúcar en sangre a valores prácticamente normales”, ha explicado Ortega.

La intervención, que se realiza por medio de laparoscopia, tiene una duración aproximada de 100 minutos, el tiempo de ingreso suele ser de tres días y el postoperatorio requiere de una convalecencia inferior a un mes.
“Los resultados se empiezan a observar al día siguiente de la intervención”, según Ortega, quien ha agregado que el paciente pierde peso y consigue el objetivo de estabilizar la diabetes, con lo cual “se mejora la calidad de vida y aumenta el tiempo esperado de supervivencia”.

Según el especialista, se trata de una operación “segura, en la que este centro tiene una larga experiencia ya que desde los años 90 estamos realizando intervenciones de la obesidad, cuyo procedimiento es prácticamente similar”.

Asimismo, esta operación permitirá profundizar en el estudio de los mecanismos que mantienen el azúcar en niveles normales, con lo cual se da un paso muy importante en la investigación de la diabetes.

“Y además -concluye- permitiría un ahorro sanitario, ya que los pacientes, en la mayoría de los casos, no necesitan volver a usar ninguna medicación antidiabética”.

Fuente: EFE"

jueves, 14 de abril de 2016

Implante espinal podría algún día permitir que las personas con parálisis vuelven a caminar


suave y elástico-implante e-Dura del EPFL (Foto: EPFL / Alain Herzog)
Hace tres años, los científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología (EPFL) reportaron el éxito en conseguir las ratas con la médula espinal cortadas a caminar de nuevo . Lo hicieron mediante la suspensión de los animales en un arnés, a continuación, el uso de implantes para estimular eléctricamente las neuronas en su médula espinal inferior. Aunque esto resultó finalmente en las ratas ser capaz de correr sobre sus patas traseras paralizadas anteriormente, la tecnología todavía no era práctico para el uso a largo plazo en los seres humanos. Gracias a la nueva investigación llevada a cabo en la EPFL, sin embargo, que ya no puede ser el caso.

En el estudio original, las ratas fueron inyectados primero con productos químicos que reemplazaron a los neurotransmisores que ya no podían llegar a sus patas traseras. a continuación, la estimulación eléctrica se suministra por debajo de la ubicación en la que se había cortado la médula espinal, el uso de electrodos que habían sido implantados en la capa más externa del canal espinal en esa región.


The implant consists of a silicone substrate, cracked-gold conducting tracks leading to electrodes made from a ...


Esto hizo que sus patas traseras para moverse, aunque sea involuntariamente.Después de un período de entrenamiento, sin embargo, las ratas aprendieron a activar los impulsos eléctricos con el cerebro, lo que les permite caminar y correr voluntariamente - sin dejar de ser apoyado por el arnés, es decir. Con el tiempo, incluso comenzaron a formar nuevas conexiones neuronales entre el cerebro y la espina dorsal más baja, evitando el corte en la médula espinal.

Aunque los investigadores esperaban que la tecnología podría finalmente encontrar uso en un sistema de rehabilitación neuroprosthetic para los seres humanos, hubo al menos un bloque de tropiezo - los implantes, que no eran tan suave y flexible como el tejido biológico que los rodea. Con el tiempo esto podría causar irritación, lo que a su vez conducir a la inflamación, la acumulación de tejido cicatricial, y en última instancia el rechazo.

Ahora, sin embargo, los científicos han creado un nuevo tipo de implante que se refiere a este tema. Se le conoce como el e-Dura, ya que está diseñado para ser implantado en la médula espinal o de la corteza, debajo de la duramadre - que es la envoltura protectora que rodea el sistema nervioso.


El implante consiste en un sustrato de silicona elástica, cubierta en pistas conductoras-oro agrietado que conducen a electrodos hechos de un material compuesto de microperlas de silicio / platino. Esos electrodos entregan una corriente, además de que pueden detectar los impulsos eléctricos (como los que se utilizan para mover las piernas) en el cerebro. Además, un canal de microfluidos en el sustrato es capaz de entregar los productos químicos que anteriormente fueron inyectados con la mano.

Todos estos componentes siguen siendo funcionales al mismo tiempo ser muy flexible, lo que les permite estirar y deformar con la duramadre en lugar de frotar o presionar en contra de ella. En pruebas de laboratorio, e-Duras implantado en ratas causó ningún problema, incluso después de dos meses - según la EPFL, los implantes tradicionales "habría causado un daño significativo tejido nervioso" dentro de esa misma cantidad de tiempo.

Los científicos están buscando ahora a los ensayos en humanos, y están desarrollando aún más el e-Dura para su comercialización. Un artículo sobre su investigación ha sido publicada en la revista Ciencia .